<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=423048064961722&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

¿Qué es la inflación y cómo afecta las inversiones inmobiliarias?

Si eres un asiduo lector de nuestro blog, habrás notado que constantemente hacemos mención de que los bienes inmuebles son una de las mejores opciones de inversión para proteger tu capital de la inflación, o una crisis inflacionaria.

Dadas las circunstancias de la economía actual —posterior a los meses de crisis por la pandemia de COVID 19— muchos inversionistas han enfocado la mayoría de sus esfuerzos a diversificar su capital en propiedades inmobiliarias, pues muchos mercados financieros se vieron afectados por la crisis mundial.

A diferencia de otros activos que se deprecian y sufren las consecuencias del aumento de la inflación en el país, el sector de bienes raíces es uno de los activos que mejor se comporta con el incremento de los precios.

En este artículo te hablaremos de qué es la inflación, sus características, causas y por qué proteger tu capital adquiriendo bienes inmuebles es la mejor opción para salvaguardar tu futuro.

¿Qué es la inflación?

La palabra inflación proviene del latín ¨inflatio¨ que se traduce como inflar, tomando esto como base podemos definir la inflación como el aumento generalizado y sostenido de los precios de productos y servicios en un periodo de tiempo determinado.

Este aumento de los precios (nivel general de precios) provoca que el valor del dinero disminuya, por lo que en comparación con lo que podía comprarse en tiempos pasados con determinada cantidad de dinero, esta sea insuficiente para un periodo posterior esto también puede conocerse como minusvalía.

Es común escuchar de nuestros abuelos que con cierta cantidad de dinero podían adquirir una gran cantidad de bienes, que hoy en día no alcanza para casi nada. Por ello somos conocidos como la generación que no pudo adquirir terrenos baratos, sin embargo, no todo está perdido.

Aunque los precios de los terrenos no son los mismos que en el pasado, siguen siendo una forma de inversión accesible que brinda numerosas ventajas, entre ellas conservar el valor del dinero invertido sin que este se vea afectado por la inflación en la economí, además de mantener la estabilidad de precios de acuerdo al nivel de inflación.

Pilas de monedas con un reloj de fondo

¿Cómo se mide la inflación?

La inflación se mide por medio del Índice de Precios al Consumidor (IPC), el cual tiene una repercusión sobre todos los conceptos que se miden con base en este indicador, por ejemplo: los salarios, las pensiones, contratos de arrendamiento, entre otros.

Al igual que el IPC, se utilizan otros indicadores como el Índice de Precios Mayorista (IPM) y el Deflactor Implícito del PIB (DIPIB), sin embargo, el IPC es el más utilizado por emplear variaciones tomadas de los productos esenciales.

Entonces, ¿qué es el IPC? Podría definirse como el índice que mide la variación que tienen los productos y servicios básicos de una familia durante un periodo de tiempo determinado, como es el caso de la canasta básica.

Su fórmula es:

Tasa de Inflación IPC = (IPC actual - IPC histórico) / IPC actual *100

Cabe tomar en cuenta que, es el indicador más usado en el mundo, porque se realiza de forma mensual y excluye variables de precio volátiles, por ello, no incluye alimentos perecederos ni productos energéticos.

El IPM como sus siglas indican, mide la variación de los precios al por mayor. Es mayormente utilizado para medir la productividad y competitividad de los países en materia fiscal.

Su fórmula es:

Tasa de inflación IPM = (IMP actual - IPM histórico) / IMP actual *100

El DIPIB se refiere al valor de precio de mercado que tienen los productos generados por un país, esto incluye los aumentos y disminuciones ocurridas en un periodo de tiempo establecido.

Su fórmula es:

Tasa de inflación DIPIB = DIPIB nominal /  PIB real *100

Para realizar inversiones certeras que protejan tu dinero de la inflación, debes conocer a detalle cómo funciona y cuáles son sus causas. De igual forma podría, interesarte leer más sobre temas financieros como: ¿Qué es la burbuja financiera y cómo afecta las inversiones?

Características de la inflación

Conocer bien las características de la inflación te permitirá identificarla y crear estrategias financieras para realizar movimientos que protejan tu dinero de la subida de precios.

Algunas de las características más importantes son:

  • Debe haber un aumento sostenido de los precios, es decir, si los precios suben una sola vez, no es considerado como inflación.
  • De igual forma debe haber un aumento generalizado de los precios en bienes y servicios para que sea considerada como tal.
  • Otra característica es la demanda de productos y servicios por la cantidad de dinero que se encuentra en circulación.
  • El alza en los costos de producción, como consecuencia del aumento de precio de las materias primas.
  • El aumento a los impuestos, lo que denota problemas en la economía. 

Banner Parque Bazar Playa del Carmen

Tipos de inflación

Ahora bien, la inflación puede dividirse en varios tipos que podemos englobar en:

  • Inflación por consumo: Esta se da cuando la demanda crece más deprisa que la oferta, lo que provoca que el sector productivo no pueda adaptarse, y en consecuencia los precios suban.
  • Inflación por costes: Esta se produce por el aumento de precio en las materias primas, lo que ocasiona que sea necesario subir el precio de los productos si se desea mantener un margen de ganancias.

Otra forma de clasificar los tipos de inflación es:

Según el comportamiento del aumento de los precios

Entre los muchos factores que pueden ocasionar un aumento en los precios se encuentran la caída del PIB (Producto Interno Bruto) o la intervención del estado.

¿Qué quiere decir esto? Debido a que el PIB son los ingresos que recibe el país por los productos que elabora, si estos disminuyen, el estado se ve obligado a intervenir y entre las medidas que toman para solucionar el problema está la impresión de más dinero.

Como resultado se pueden generar tres tipos de inflación:

  • Estanflación: El término estanflación resulta de la combinación de stagflation (estancamiento) e inflation (inflación). Consiste en el aumento de los precios junto al decrecimento del PIB durante un periodo de 6 meses ininterrumpidos.
  • Reflación: Es generada por el estado con el fin de incentivar la economía y evitar la estanflación. Se lleva a cabo por medio de estímulos de política monetaria para inyectar liquidez en el mercado financiero. Un ejemplo de esto es la disminución de las tasas de interés.
  • Inflación subyacente: Es una herramienta que usa como base el IPC y permite conocer un aproximado de la inflación a mediano plazo, con el fin de implementar medidas para controlar la inflación con mayor rapidez.

Según el porcentaje de incremento de los precios

  • Inflación reptante: Este tipo de inflación es común en los países desarrollados o en vías de desarrollo, pues es la cuya fluctuación no supera el 10%.
  • Inflación moderada: En este caso la inflación supera el 10%, sin embargo, se considera dentro de los estándares cuya variación de los precios aún son manejables.
  • Inflación galopante o alta: Este tipo se caracteriza por tener una tasa de interés muy alta, no obstante puede ser controlada por medio de políticas económicas, aunque se corre el riesgo de que de no ser implementadas a tiempo se convierta en hiperinflación.
  • Hiperinflación: Es el aumento descontrolado de los precios, incluso en casos graves pueden existir variaciones de estos dentro del mismo día. Cuando la moneda pierde todo su valor, el poder adquisitivo de la población es prácticamente nulo.

En la actualidad, el INEGI (Instituto Nacional de Geografía y Estadística) se encarga de investigar mes a mes el movimiento de un aproximado de 235 mil precios de productos, los cuales están agrupados en 283 conceptos genéricos.

Laptop, estadísticas, lupa, marcador

¿Cuáles son las principales causas de la inflación?

Al igual que conocer los tipos de inflación a los que se puede enfrentar la economía, estar al tanto de las causas puede ayudarte a prevenir e implementar estrategias que te permitan tomar acciones con el fin de invertir en el momento justo y saber dónde hacerlo.

A continuación te mencionamos las principales causas:

1. Desequilibrio entre la oferta y la demanda

Este desequilibrio económico se origina cuando un gran número de consumidores se interesa en la adquisición de determinado bien o servicio, pero las empresas no cuentan con la suficiente producción para solventarla, es decir, no existe suficiente oferta para satisfacer la demanda.

Las consecuencias de esto es que al ser poca la oferta, los consumidores están dispuestos a pagar más por dicho bien, inflando los precios y causando variaciones en el mercado. Un ejemplo de esto es la escacez de productos de la canasta básica, lo cual puede originar especulación o la aparición de mercados negros o paralelos.

2. Incremento en los costos de producción

Como es natural, si los precios de la materia prima incrementan, aumentará el costo de producción y por lo tanto, los empresarios se verán en la necesidad de subir el precio al producto final para mantener la producción y su margen de ganancias. Esto puede ser un disparador de inflación si ocurre en un rubro en específico.

3. Ajustes de precios

Aunque estos sean llevados a cabo de forma paulatina, el poder adquisitivo de los consumidores se verá afectado, lo que resultará en una baja del consumo de dicho producto. Si bien la intención es evitar el cambio abrupto de los precios, al final puede resultar en una crisis inflacionaria.

Esto se resume como: mucha oferta y poca demanda. El mayor riesgo de esto es que —de no ser corregido a tiempo— puede producirse una inflación negativa o deflación.

4. Aumento de la cantidad de dinero en circulación

Como mencionamos, la caída del PIB puede activar estrategias financieras como la impresión de más dinero dando pie a un desequilibrio, el cual se da por el aumento de la masa monetaria pero la demanda de dinero se mantiene igual o disminuye.

El riesgo de esto es conllevar a una crisis inflacionaria que derive en la devaluación de la moneda, afectando la capacidad adquisitiva de la población.

5. Falta de políticas económicas de prevención

La inflación se torna inevitable cuando en un país no se implementan a tiempo políticas monetarias, sobre todo si en este se ha presentado un aumento en los precios o se encuentra una gran cantidad de dinero en circulación que no está equilibrado con la demanda.

Celular y laptop con estadísticas

Inversiones inmobiliarias para hacer frente a la inflación

Ahora bien, ¿cómo afecta todo lo interior al sector inmobiliario? Como es natural, las propiedades también se ven afectadas por la inflación, desde casas y departamentos hasta inversionistas y arrendatarios.

¿Por qué motivo? Con el alza de los precios en materiales de construcción, incrementan los costos de producción así como del producto final, en este caso las casas, oficinas, departamentos, condominios, locales comerciales, entre otros.

Una forma que utilizan los dueños de propiedades que las tienen en arrendamiento, es incluir cláusulas en el contrato que establezcan la posibilidad de ajustar el monto del alquiler conforme a la inflación.

En temas hipotecarios, algunos bancos centrales tienen que ajustarse a las políticas financieras del estado, lo que puede hacer más difícil el acceso a créditos a las personas que dependen de esta forma de financiamiento para conseguir una propiedad.

No obstante, como hemos comentado en otros artículos, México es un país con amplias políticas de apoyo al emprendimiento y acceso a vivienda y propiedades inmobiliarias, por lo que dichos recursos son destinados a facilitar el acceso a créditos, lo que es una ventaja tanto para los usuarios como las desarrolladoras y constructoras.

Invertir en bienes raíces aún en tiempos de crisis, por ejemplo comprar un terreno para industria o invertir en terrenos comerciales, siempre será una decisión acertada.

La razón es muy sencilla, pues aunque los precios suban al mismo tiempo, el valor de las propiedades que poseas también lo hará. Es una fórmula infalible para proteger tu dinero de la inflación.

La tierra no se deprecia, con el paso de los años irá aumentando su valor de acuerdo a las tasas de inflación, por lo que tu dinero siempre valdrá más, adicional a mantener propiedades en tu cartera como patrimonio para tu familia y asegurar un retiro relajado.

Sin duda, invertir los ahorros para el retiro en tierra es la mejor forma de asegurar tu jubilación y que tu dinero no pierda su valor.

Si deseas saber más sobre este tema te invitamos a leer en nuestro blog los consejos para invertir y tomar mejores decisiones, que te ayudarán a adquirir activos que harán crecer tu capital considerablemente.

Pilas de monedas junto a un reloj

Terrenos comerciales, la mejor opción para proteger tu capital

Ahora que conoces qué es la inflación y sus consecuencias, sus características principales y cómo afecta la inflación a la economía, podrás realizar las acciones pertinentes para proteger tu capital.

Como hemos visto a lo largo de este artículo, invertir en bienes raíces no solo protege tu dinero sino que lo hace crecer. Los terrenos comerciales, así como los terrenos industriales aún en tiempos de pandemia son tu mejor opción para diversifcar tus inversiones y minimizar el riesgo de pérdidas. tus inversiones y minimizar el riesgo de pérdidas.

En BMF Inversiones estamos comprometidos para ayudarte a encontrar el terreno comercial que mejor se adapte a las necesidades de tu industria o negocio. Contamos con personal capacitado para brindarte información sobre los desarrollos que tenemos en las principales ciudades del sureste del país.

Contamos con más de 25 años de éxitos inmobiliarios y el respaldo de estudios de mercado que avalan el crecimiento y desarrollo de nuestros proyectos. Contáctanos para que uno de nuestros asesores se comunique. El mejor momento para invertir en un terreno es hoy.

Nueva llamada a la acción

Topics: Terrenos de inversión

¿Te gusta lo que estas leyendo?

Suscribete para recibir los mejores consejos para inversionistas.